domingo, 26 de junio de 2011

¡Mi primer pan!

¡He hecho pan! ¡He hecho pan! ¡He hecho paaan!






Vale, no es perfecto, pero por algo se empieza. 


La verdad es que el pan me daba mucho miedo. La levadura, dejar reposar la masa para que crezca, amasar... Aaaghh!
Pero eso era hasta que vi esta receta. Es un pan básico, harina, levadura, agua y sal. Aunque he hecho dos panes pequeñitos, uno con pipas de girasol y el otro con sésamo.








La receta es súper fácil. Supersuperfacil. 


Ingredientes


500 g. de harina de fuerza
300 ml. de agua
25 g. (un cubito) de levadura fresca de panadería
Dos cucharadas (aproximadamente) de sal


*Se pueden añadir, por ejemplo, pipas de girasol o sésamo.


Elaboración


Calentamos el agua en el microondas, hasta que esté templada, sólo unos segundos. Con los dedos deshacemos la levadura y la disolvemos en el agua.


Colocamos la harina en un recipiente grande, formando un volcán. Si vamos a añadir las pipas o el sésamo (o lo que queramos) se mezcla con la harina. Espolvoreamos la sal por el borde. En el agujero, vertemos el agua con la levadura y mezclamos hasta tener una masa homogénea. 


Ahora a amasar. Enharinamos la superficie donde vayamos a colocar la masa, y amasamos durante unos minutos, hasta tener una bola de masa lisa y que al coger un trozo y estirarlo, se forme una especie de membrana. Colocamos la masa en un cuenco grande, y lo tapamos con un trapo húmedo. Dejamos reposar en un lugar cálido una hora.


Al cabo de una hora, la masa habrá doblado su volumen. Engrasamos la bandeja del horno o colocamos papel de hornear.  Damos la forma que queramos a la masa (yo hice una barra mediana, una tamaño bocadillo, y dos bollitos) y la colocamos en la bandeja del horno (sacada del horno). Dejamos reposar media hora más.


Mientas, precalentamos el horno a 180ºC.


Cuando hayan pasado los 30 minutos, metemos la bandeja en el horno y horneamos durante media hora aproximadamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada